Análisis de mazos J8: El gran tropiezo del puerco

 Oscar Tejedor,

El Montapuercos lleva siendo una de las win-conditions más usadas en Clash Royale desde que arrancara el juego a inicios de 2016. Mucho debate ha habido siempre sobre su potencia y las quejas llevaron a Supercell a nerfearla hace unos meses y, como se ha demostrado, el resultado no fue el mejor para el fornido hombre negro con afición por el ganado porcino.

En la Superliga Orange existen evidencias de esta transformación en el empleo y, sobre todo, la efectividad del Montapuercos. La temporada pasada se colocó como una de las win-conditions más vistas, con un ratio de uso cercano al 17% y un efectividad apabullante del 59%. Pero este año, tras el cambio de balances en el que le fue bajada la velocidad de ataque, su efectividad ha bajado en casi 20 puntos porcentuales hasta colocarse en un 42%, guarismos en los que el año pasado se movían cartas ofensivas como el Sabueso, el Cementerio o el Ariete.

Y el gran exponente de esta mala racha por la que el cerdito está pasando tuvo lugar en la octava jornada de Superliga Orange. Ninguna victoria logró sumar el Monta y hasta 7 fueron los intentos que se dieron, por valientes como Francisco Javier "Javi14" Rodríguez, Robert "Rouber" Vardanyan, Miguel "MCasc_Cort" Castro, Jarod "Azilys" Quesada o Iliass "ShiR" El Morabet. Curiosamente, ninguno de ellos probó las variantes de Hognado o un ciclado verdaderamente rápido del hombrecito, sino que se decantaron por mazos de mayor control combinándolo con Zappies.

Pero ya no es solo eso. El cerdo ha quedado relegado a ser una carta que sirve meramente para sorprender, solo capaz de funcionar tras ciertos bans concretos como la Choza de Duendes y/o el Tornado, que curiosamente son los dos objetivos más inhabilitados en el presente curso. Pese a ello, tan solo ha sido utilizado para conformar el 6,6% de las barajas en 2018, lo cual supone un descenso del 60% con respecto a 2017.

El gran beneficiado de esta situación está siendo claramente el Gigante, al que a su vez también le conviene lo fuertes que están los dos príncipes en el actual parche. Ambos acumulan un win-rate mayor del 55% y tras un superhombre panocho es cómo suele verse más. Un 81,8% de efectividad tuvo el Gigante durante la jornada ocho de Superliga y en diferentes variantes triunfó. Se llegó a ver acompañado de Cementerios, de muchos Esbirros, de Mineros y hasta de Chispitas.

El Globo también está recogiendo parte del testigo que deja el Monta. Junto al Minero o junto al Sabueso, así suelen verse los bombásticos hoy día y así han funcionado siempre. No obstante, su pareja de baile favorita del pasado domingo fue el PEKKA, ya que con él terminó la noche con un dulce 5-2, muy distinto al aceptable 4-4 que vivió con la gran vaca voladora y casi opuesto al 3-5 que sufrió con el hombrecillo de la pala.

En tiempos revueltos en los que se aclama un cambio de metagame, opciones como la Ballesta, el Ariete y el Barril de Duendes están siendo vistas muy por debajo de lo habitual en estas últimas semanas. El Gigante, el Globo, el Cementerio, el Gólem y, sobre todo, el Minero parecen opciones más fiables para los jugadores de Superliga Orange.

 

Mucho meta igual a falta de innovación

Sin invenciones estratosféricas llevadas a cabo por ingeniosos jugadores como Anis "Loupanji" Nazim o un estrenado Gullermo "Dartas" Fontán, los decks que se vieron sobre la arena no supusieron ninguna gran sorpresa. En los matices de algunas barajas consistieron las principales novedades de las 52 partidas que tuvieron lugar.

No obstante, hubo un mazo en concreto del que se habló mucho. No solo por el claro counter que llevaba a su rival, sino por su infrecuencia en la escena competitiva. Se trata del Logbait con Torre infernal, Minero y Horda de Esbirros que le repitió Diego "DarKoh" Sáez a Daniel "Saint Belikin" Rean para arruinarle de lleno el debut en Superliga Orange. El joven británico poco pudo hacer con un Lavaloon para el que el catalán tenía infinidad de defensas.

Y como las cosas buenas se pegan, aunque también las malas, Frank "Surgical Goblin" Oskam empleó un deck muy similar para cerrar el primer set del Cara a Cara a favor de Vodafone Giants. Con su conocido gusto por los ciclados rápidos, cambió esa Torre infernal por un Gólem de hielo que le sirvió para despistar Máquinas voladoras, PEKKAs, Bandidas y hasta Bárbaros.