Análisis de mazos J17 y J18: Despiporre controlado como fin de fiesta

 Oscar Tejedor,

La jornada de cierre de la segunda edición de Superliga Orange sirvió tanto para la experiencia como para el experimento, palabras tan similares en su escritura como opuestas son sus definiciones. Mientras que algunos equipos abogaron por los mazos más convencionales para seguir puliendo detalles contra las mejores estrellas europeas, otros optaron por la innovación de sacar barajas off-meta, que tan buen resultado les dieron a Movistar Riders.

Pero en los mazos más propios del metagame también se pudo apreciar cierta novedad con la entrada progresiva que los Pillos están protagonizando. Tras su llegada a la legalidad de la competición, han sido baneados en todos y cada uno de los 15 partidos en los que se ha tenido oportunidad. Solo un equipo no los ha prohibido (Vodafone Giants; que solo ha realizado 3 bans en estas 3 últimas jornadas) y el staff que más se ha cebado con los nuevos ha sido el de NeverBack Gaming; Josevts dictó su sentencia en los tres encuentros.

En cuanto a presencia sobre la arena, los Pillos ya impresionaron en la decimosexta jornada, cuando formaron el 30% de los decks de los mazos en los que estaban habilitados, pero es que la tendencia no ha hecho más que subir. El sábado llegó a verse en un 37% de decks y el domingo superó el 50%, siempre que no estuvo baneada. Estos son registros de una carta muy presente en un metagame, casi dependiente de todas las opciones que puede abrir una tropa que sirve como tanque, para aplicar daño aéreo y hasta como cebo de Tronco y otros hechizos, siempre con una eficiencia cercana al 50%.

Pero por mucho pillaje y saqueo que se vea sobre la arena, la win-condition que es fija desde hace ya varios parches es el Gigante. En la decimoséptima jornada fue el protagonista ofensivo de uno de cada cuatro decks que se jugaron, marcando un récord histórico de la Superliga Orange. Hasta 30 grandes pelirrojos fueron empleados, con un win-rate cercano al 57% que tuvo que sufrir varios match-ups espejo. Curiosamente, su mayor compañero fue Chispitas, sacado por hasta 8 jugadores a lo largo del sábado, aunque solo 4 pudieron vencer: Fernando725, JuanxX, Mikel04 y Naginata por partida doble.

Contrariamente, el Minero siguió con su dinámica negativa o, más bien, no tan positiva. 52% de win-rate obtuvo el topo del Clash Royale durante la super-week, lo cual supera su media de la temporada, cercana al 49%. No obstante, parece que su uso va reduciéndose paulatinamente, hasta el punto que en la penúltima jornada solo se vieron 9 decks de Miner Control puro, sea o no acompañado con PEKKA. Los guarismos se confirmaron el domingo y parece un arquetipo que requiere de mucha skill para sacarlo adelante y, por tanto, algo arriesgado según los bans que hayan vigentes.

Pero no se puede siquiera mentar la doble jornada final pasando por alto la ingente cantidad de Sabuesos de lava que volaron sobre las torres. Los ataques entre las nubes están de moda y, durante el fin de semana, se vieron hasta 31 Globos y 26 vacas sagradas. Curiosamente, ninguna de las dos tropas puramente ofensivas terminó con win-rate positivo. Si bien la efectividad de una suele ser dependiente de la otra, ya que acostumbran a jugarse juntas en el combo del Lavaloon, el Globo bombástico acabó con un 45% de eficiencia, casi 7 puntos porcentuales por encima del perro volador.

 

Todas las cartas de Clash Royale jugadas

Como si de un macabro reto se tratase, algunos de los jugadores de la Superliga Orange se propusieron sacar a la arena todas aquellas cartas que durante las primeras 16 jornadas no habían tenido su oportunidad. Bárbaros de élite, Torre bombardera, Gigante noble, Bárbaros, Valquiria, Mago, Furia, Espíritus de fuego y Barril de Bárbaro; una a una todas pisaron el campo de batalla, aunque generalmente con resultados algo negativos.

InTToX, Azilys, Karnage, ShiR y Doberman fueron algunos de los responsables y los espectadores pudieron disfrutar de unas curiosas partidas que estaban marcadas por el caos y la expectación de ver la siguiente carta de cada contendiente. La estrella gala de Movistar Riders fue sin duda el gran precursor, jugando decks muy alocados que hicieron a su equipo sumar 6 puntos durante el fin de semana.

Precisamente, algunas de esas cartas ya fueron buffadas por Supercell el día después de la jornada de cierre de la Superliga, con la Valquiria y el Mago como protagonistas. Si bien los 4 de elixir de coste de la primera siempre habían costado de rentabilizar sobre la arena, el Mago ofrecía interacciones más similares a las de otras cartas como el Verdugo, aunque con peculiaridades diferentes que marcaban la diferencia.