Rugido victorioso de MAD Lions en las finales murcianas de la Superliga Orange

 Adrián Romero,

Domingo de gloria para los equipos finalistas de la Superliga Orange. El Teatro Circo de Murcia se vistió de League of Legends para presenciar la gran final entre MAD Lions E.C. y Movistar Riders, dos de los proyectos más ambiciosos de la escena nacional. Había multitud de razones por las que esperar un partido disputado e intenso, pero, por desgracia, la capital murciana solo pudo disfrutar de tres mapas en los que los leones saciaron su apetito de gloria.

La primera partida comenzó con la disputa de junglas como principal foco de atención. Mientras aparecían ciertas dudas por parte de Jakub "Cinkrof" Rokicki, Oskar "SelfMade" Boderek se mostró mucho más seguro en sus movimientos. No obstante, el jugador de Movistar Riders, obcecado con invadir la jungla de su rival, terminó viendo recompensada su insistencia con dos bajas para su equipo gracias a la rapidez con la que rotaron sus compañeros. Tras esto, Selfmade respondió ayudando a Jorge "Werlyb" Casanovas contra Gustav "Xyraz" Blomkvist.

Pero la primera torre ya había caído a manos de Riders, que decidieron cómo jugar después de la fase de líneas. Aunque MAD Lions quiso disputarles este dominio, sus propuestas fueron erráticas. Los jinetes no hicieron más que incrementar su ventaja. La esperanza de los leones pasaba, no obstante, por el Vladimir de Werlyb, que, tras borrar a un Jesper "Jeskla" Klarin desprotegido en varias ocasiones, salvó una situación crítica para los suyos. Tim "Nemesis" Lipovsek se unió a su top laner para arrasar en las peleas grupales posteriores. MAD Lions terminó de remachar su remontada sacando provecho de las equivocadas iniciaciones por parte de Cinkrof y compañía. Vibrante primer mapa que, desafortunadamente, no se volvería a repetir.

Riders decidió introducir a Jorge "Sanchez" Cabildo para el segundo mapa, aunque su planteamiento de partida se mantuvo. MAD Lions tampoco modificó excesivamente su composición tras el resultado cosechado con anterioridad. Una vez dentro de la partida, Cinkrof volvió a mostrarse muy opresivo contra su compatriota polaco en el segundo mapa, y llegó a acabar con su vida durante los primeros minutos. Sin embargo, MAD Lions volvía a contar con un Werlyb (Swain) inmenso mientras Juš "Crownshot" Marušič y Jesús "Falco" Pérez se valían por sí solos en la línea inferior. Riders contaba con sus dos principales fuentes de daño, Sánchez y Carl "MagiFelix" Felix en un gran estado, pero les fue imposible ejercer su función ante la rocosidad de Nemesis, las iniciaciones de Selfmade y Falco, y la continua amenaza de Werlyb y Crownshot. Las peleas grupales no hicieron más que demostrar la supremacía de los de Alvar "Araneae​" Martín, que cerraron la partida en menos de media hora y, literalmente, se colocaron a una victoria de todo.

Cambio drástico el que introdujo Riders para el tercer asalto. Solo mantuvo a Sánchez en su alineación, así que podíamos esperar una imagen distinta de los jinetes. Xayah y Rakan, que hasta ahora habían caído en manos de Crownshot y Falco, cambiaron de bando en esta ocasión. No obstante, MAD Lions escondía un arma contra esta pareja: Varus y Leona. Por otra parte, Jørgen "Hatrixx" Elgåen escogió en última instancia al primer Aurelion Sol de la temporada.

El mid laner noruego, junto a Daniel "bluerzor" Subicz, presionó sin descanso a Nemesis y Selfmade durante los compases iniciales, pero la bot lane de los leones se encontraba muy cómoda y el equipo apenas acusó esta presión. De hecho, MAD Lions volvió a presumir de unas rotaciones más efectivas que las de sus rivales. Olof "Flaxxish" Medin salvó una bola de partido con una triple kill, pero bluerzor, con varias iniciaciones equivocadas, echó por tierra el tiempo ganado por su compañero. Los leones solo necesitaron aprovecharse de estos errores para sentenciar de una vez por todas la final.

Werlyb, el rey león

​Mención especial merece el MVP de las finales, Werlyb. El top laner firmó una actuación difícilmente mejorable en los tres mapas de la serie. A los mandos de tres campeones diferentes (Vladimir, Swain y Cho'Gath), Werlyb encontró el modo de destacar con cada uno de ellos y resultar primordial para el resto de compañeros. Su equipo se nutrió de sus iniciaciones, su daño sobre los rivales clave y su liderazgo. El granadino finalizó la serie con un marcador total de 19/4/19, sin duda un auténtico recital por su parte.

Con Werlyb como figura destacada, MAD Lions levantó la primera copa de campeones de su joven historia (dos temporadas). Movistar Riders no fue rival para unos leones que, pese a las dudas sembradas en las últimas semanas de fase regular, demostraron haberse preparado la final con dedicación y empeño. De hecho, se podría decir que MAD Lions mostró la mejor imagen de toda la temporada. Más allá de los destellos individuales de Werlyb, Murcia presenció una cohesión grupal envidiable por parte de los leones, que tomaron el testigo de Giants Gaming de forma más que meritoria.

Hasta aquí ha llegado la edición primaveral de la Superliga Orange. Los más de 100.000 espectadores que siguieron la final sirven como broche de oro para cerrar la temporada con más audiencia en la historia de LVP. En poco más de dos meses volveremos con la competición estival, que esconde varios secretos y novedades, pero, sobre todo, una nueva dosis de emoción que abarcará todo el verano. Hasta que llegue ese momento, MAD Lions puede disfrutar de su título, que ya luce en las vitrinas de La Leonera.