Team Queso vence a Goliat en la última jornada de 2018

 Eloi de Miguel,

Las finales. Donde todo desemboca. El último paso del trayecto, el suspiro que precede al fundido a negro. Donde los laureles toman partido y escogen qué cabeza quieren circundar. Al unísono suena el canto del alirón y una amalgama de brazos levanta el peso de la recompensa: el trofeo con la preceptiva inscripción acreditando la hazaña. Pero, de un tiempo a esta parte, las finales ya no siempre siguen estos cánones. Hay finales que tan solo son principios, con un sentido propio que trasciende cualquier coordenada temporal.

Han aprendido a moverse por el tiempo y ahora se ubican en rincones lejanos al ocaso. Ahora significan el acabamiento de muchas otras cosas que no son un trayecto. Por eso, las finales se han convertido en mucho más que en un punto y aparte. También lo son aquellos lances donde acaba una pequeña parte de una carrera de fondo. Aunque la carrera siga. Donde acaba una breve etapa de una rivalidad. Aunque esta rivalidad siga, y no solo eso, sino que cada vez sea más intensa, más radiante, más profunda. Las finales son aquellos dilemas que piden una respuesta rápida. Al rojo o al negro. Sucedan cuando sucedan.

Por eso, cuando Team Queso y Vodafone Giants se enfrentan es una final, aunque sea en la cuarta jornada de la Superliga Orange. También lo sería en la primera. Es un encuentro que escapa a la lógica numérica de la liga, con un significado reservado solo a esta contienda. El decano y su inmediato precedente, que tantas veces se han enfrentado, lo volvieron a hacer este domingo. Aunque participaron muchos rostros nuevos, sobre todo en Team Queso, el choque no defraudó.

En una rivalidad perenne, resguardada en un rincón insensible al desgaste del tiempo, los partidos desprenden un aroma que va mucho más allá de la victoria inmediata. Y este aroma se incrusta en la conciencia de cada jugador. Nadie quería ceder y la deliberación se fue demorando. Primero, arrebató el set Team Queso. Luego, Vodafone Giants restableció la neutralidad. En un encuentro entre monarcas era necesario dirimir el ganador en el ‘Rey de la Arena’. Y fueron necesarias cinco partidas. En el encuentro decisivo, Alkama -en su única aparición- venció a Yeray, tumbó su torre y arrancó la corona al rey. Los gigantes seguirán siendo los vigentes campeones, pero durante un breve instante se quedaron sin laureles.

Con esta victoria, Team Queso enmienda la derrota que sufrieron ante x6tence y se vuelvan a situar en la zona más privilegiada de la clasificación. Precisamente, los ‘aliens’, junto a Team QLASH y Arctic, también integran esa nómina de equipos líderes, que cada vez queda más adelgazada. Los tres conjuntos superaron con solvencia sus respectivas pruebas para seguir lidiando en las alturas.

X6tence se deshizo con suficiencia de GA Esports, que ve con resignación cómo su victoria ante MAD Lions poco a poco se convierte en un espejismo. En dos sets, Kenny se encargó de dilapidar las posibilidades de los verdinegros. Primero contó con la ayuda de Guillemanzana y después de RaulBorges. Arctic Gaming también cerró su trámite por la vía rápida. Se toparon con unos ‘leones’ heridos incapaces de relamerse las heridas. Al calor de la inspiración de Peke, una vez más, la jauría no entregó ninguna opción a MAD Lions, donde solo MCasc_Cort consiguió que su voz se escuchase entre los agudos aullidos de los ‘lobos’.

El equipo madrileño sigue cayendo en barrena, sumido en un abismo del que no consigue escaparse. Todo lo contrario de lo que sucede en Team QLASH, que sigue reafirmándose como la gran revelación de esta temporada. En esta ocasión, los italianos superaron a Team Heretics gracias a un inconmensurable iSlaw que no encontró rival en el ‘Rey de la Arena’. El experimentado jugador galo empezó algo descentrado, generando dudas, pero con el paso de las jornadas empieza a exhibir su faceta más conocida.

Fueron cuatro victorias de iSlaw que quizá encontraron la inspiración en el encuentro anterior, cuando Miguelje00 volvió a sacar la guadaña para dar la victoria a Penguins. Como en la primera jornada, cuando se presentó ante el gran público, mostró su lado más indómito y negó los tres puntos a Movistar Riders. Los ‘jinetes’, sedientos de victoria para mantenerse en la pelea por el primer puesto, no encontraron la forma de quebrar el momento de lucidez de Miguelje00.

Una jornada repleta de actuaciones memorables a la que bajaron el telón ASUS ROG Army y Cream eSports. Ambos llegaban con el mismo bagaje, una victoria y dos derrotas, así que estaba en un juego una bocanada de aire fresco. De esta manera, sin contravenir a la lógica de la clasificación, el encuentro estuvo marcado por la igualdad. En una jornada de batallas intensas llevadas hasta la extenuación, no pudo haber mejor cierre que un ‘Rey de la Arena’ hasta el quinto set. Y en una jornada de nombres inspirados, Mikel04 se sumó a esta corriente (terminó con un 3-0) para desbalancear el último partido de la tarde. Este sí fue un final de los de toda la vida, un final para una cuarta jornada que fue fiel a la esencia de la Superliga Orange de Clash Royale.