Otra vez tú, viejo enemigo

 Eloi de Miguel,

23 de diciembre de 2018. Las arterias y las calles principales de las grandes ciudades acogen con cierta asfixia a millones de compradores, turistas, curiosos y paseantes que encuentran en los luceros colgantes y los comercios el aroma navideño que inhalaron en su infancia. La turba, bien avenida pese a las disputas por cada metro cuadrado de espacio, deambula en tono fraternal y apaciguado.

No es día para gestos iracundos y trifulcas. Así que todo el mundo deambula desenfadado. O casi todo. Siempre hay excepciones que viven para romper la regla. Una excepción: los adoquines. Ya ajados tras las fechas de rebajas, ahora rechistan por tener que soportar miles de pases que retumban al unísono. Otra excepción: los jugadores de la Superliga Orange de Clash Royale. La única pasarela que les incumbe el día 23 es la que conduce del bastión propio al del rival. Para estos jugadores, este domingo no será un día de fraternidad. Será un día de Superliga. Con todo lo que eso implica.

Y cómo va a ser este un domingo de sosiego cuando Vodafone Giants y Team Queso (21:00 h, en nuestro canal de Twitch) volverán a escudriñarse sobre la arena. Se han estudiado en tantas ocasiones que uno puede llegar a concluir que el encuentro se asemejará a un combate de lucha libre, donde cada golpe está premeditado con precisión milimétrica. Pero nada más lejos de la realidad, porque el encuentro que se vivirá este domingo será inédito.

Team Queso es un conjunto íntegramente renovado, con un nuevo técnico y una nómina de jugadores procedentes de las categorías inferiores. Giants, preserva el núcleo duro de las primeras temporadas, al que ha incorporado una arandela de remache compuesta por JuanxX, Rouber y Destru. Así las cosas, esta reedición pondrá en conflicto a los sedientos de gloria y a los tantas veces curtidos. Ambos acuden con un bagaje idéntico, dos victorias y una derrota, pero lo que está en juego es más que otro grapado de puntos. Está en juego dar otro paso en una carrera que ambos clubes llevan librando desde los albores del competitivo. Otros centímetros de victoria, si es que así se mide esta carrera.

Este será el penúltimo choque de la jornada, pero antes viviremos una serie de encuentros que se antojan como claves en el devenir de la competición. GA Esports y MAD Lions gozarán de otra oportunidad para escapar de ese abismo de obsidiana en el que andan sepultados desde el inicio de la competición. Los verdinegros arrebataron 3 puntos vitales la semana pasada, y en esta ocasión intentarán consolidar su ascensión ante x6tence (17:00). La consigna es complicada, pues los ‘aliens’ llegan con la inercia de haber ganado a Team Queso, pero el breve margen que consiguieron el domingo pasado supone un alivio.

Un alivio, un sostén que no amparará a MAD Lions. La derrota en el duelo frontal y decisivo ante GA Esports fue un mazazo muy duro. Como si la Espada de Damocles dejara de pender para perforar con toda su garra la esperanza de un equipo. Pero los ‘leones’ poco saben de hincar la rodilla y rendirse. Aunque es cierto que necesitan tomar oxígeno. Respirar. Afirmar su posición como predador dominante. Y qué mejor ocasión que midiéndose a una jauría de lobos. A un equipo, Arctic Gaming, que cuenta con un Peke indómito, ansioso por mantener a su escudo en la parte noble de la clasificación. Como en un sistema de poleas, para que unos suban, los otros deberán bajar. Y aquí nadie quiere bajar, ni permanecer en lo hondo.

Al contrario, desafiando a la lógica newtaniana, la aspiración de cualquiera es subir. Permanecer encaramado. Como lo está Movistar Riders, quien ahora lidera la clasificación. De la mano de un Pablo98 sublime, escudado por Papafransi y Charly/RKC, los ‘jinetes’ se han agenciado el puente de mando de la liga y ahora señalan el rumbo. Pero mantenerse ahí, como abanderado, no es sencillo. Cada domingo es una prueba, con todos sus peligros y recovecos. En esta cuarta jornada, PENGUINS será la piedra de toque que medirá si su motor sigue carburando de manera óptima. Hasta el momento, los ‘pingüinos’ se han mostrado algo irregulares, pero en la primera jornada evidenciaron que un estado de lucidez puede hacer sucumbir a cualquiera.

Así que Movistar Riders no puede relajarse. Es complicado suspirar cuando por detrás se acercan dos enemigos con las fauces bien abiertas preparados para arrebatarte el liderato. Team QLASH y Team Heretics (20:00h) se medirán una vez finalice su encuentro, conocedores de cuál ha sido el resultado. Los italianos se han erigido como la gran revelación, mientras que los ‘herejes’ han conseguido, de una vez por todas, convertirse en un equipo sólido que desoye los susurros de la decepción.

Serán ya las 22:00 cuando ASUS ROG Army y Cream eSports pongan el cartel de ‘cerrado’ a la liga, en un encuentro que se celebrará en la zona baja de la clasificación. Una ubicación, a priori, inesperada si atendemos al calibre de estos dos conjuntos. Pero la arena hace caso omiso a estas cuestiones. Lo único que prevalece es el juego y el desarrollo en el rectángulo de las seis torres. Allí, en el último encuentro de la cuarta jornada, ambas formaciones bregarán por derrumbar la insensibilidad de la arena y colocar su nombre en el puesto que creen merecer.