eMonkeyz se corona en Barcelona Games World como rey de Infinite Warfare

 Albert Lanza Rodríguez,

eMonkeyz Club ganó la Copa de Call of Duty en la Barcelona Games World siendo ya campeón de la pasada Superliga Orange. Tras este título, se convierte en el indiscutible rey de la era Infinite Warfare que se despide en el evento de la Ciudad Condal.

La sed de venganza se palpaba en las caras de KIYF en la previa del encuentro. Los monos les arrebataron la Superliga Orange en Gamergy, y ahora ellos contaban con la oportunidad de hacerles sufrir lo mismo. Por otra parte, eMonkeyz llegaba a la final con el mismo nivel que mostró meses anteriores. Con la tranquilidad de haber cumplido ya en este Call Of Duty, Mario “xCala” Jarque y los suyos buscaban la guinda del pastel.

El Punto Caliente comenzó con un intercambio de puntos entre ambos bandos, pero Javier “Cooperz” Angosto firmó diez bajas tempranas que ayudaron a su equipo a escaparse ligeramente en el marcador. Los monos dirigieron la batuta durante la mayor parte del mapa, y KIYF, aunque se mantuvo cerca en todo momento, fue incapaz de sobrepasarlos.

Acto seguido, los ninjas le devolvieron el golpe al campeón de la Superliga. Aunque parecía que los monos disfrutaban del control total a mitad de partida, volvió a producirse una remontada en Buscar y Destruir, tal y como había sucedido horas antes en semifinales.

Lo cierto es que KIYF necesitó un par de mapas para alcanzar el ritmo del que presumió durante el resto del torneo. La evolución hasta el tercer mapa fue en aumento hasta firmar un resultado muy abultado en el Enlace. La tensión, que rebosaba en ambas escuadras al terminar las partidas, explotó pasado el ecuador del duelo.

Con los nervios a flor de piel, los finalistas afrontaron el último Hardpoint de Infinite Warfare. Un inicio dominante de eMonkeyz igualó los ánimos en el escenario y provocó que su rival volviera al remolque de la misma forma que en el inicio del encuentro. Aunque se mantuvieron en todo momento por detrás de los monos, esta vez los ninjas contaron con opciones de arrebatarles el Punto Caliente hasta el último punto. Siguiendo con el particular toma y daca de la final, KIYF venció en un importante quinto mapa para colocarse con dos puntos de partido a favor.

Llegó el momento de que el pasado hiciera acto de presencia en las mentes de los ninjas. En su retina se plasmaba el sabor de la derrota de la última final que disputaron ante este mismo rival. Ahora la situación era distinta. Ellos dominaban el Orange Stadium y estaba en su mano redimirse y lograr el título. No obstante, eMonkeyz se negó a rendirse hasta el último mapa.

Y no sólo eso, sino que en un frenético Buscar y Destruir tumbaron las esperanzas de KIYF que tanto relucían minutos antes. Los monos se coronaron como campeones y terminaron Infinite Warfare como el mejor equipo de España de Call of Duty. 2017 ha sido suyo.