Los belgas de Riders vienen a "stompear" la Superliga

 Angel Quintana,

No ha sido precisamente un buen estreno de Movistar Riders en la escena nacional de Call of Duty. Aún no han conseguido ni una sola victoria en Superliga Orange. La organización apostó por continuar con el equipo que logró el ascenso y ni los resultados ni el juego han estado a la altura de las circunstancias.

No se les puede culpar de ello. Los cuatro jugadores que superaron el playoff de ascenso merecían esta oportunidad, pero tras siete jornadas el club ha decidido tomar medidas y en este periodo de fichajes ha revolucionado el mercado con tres incorporaciones que buscan cambiar esa tendencia. El ya conocido por todos, Sammy, y los dos casi desconocidos belgas de los que hablaremos hoy.

Se llaman Denza y Dean y casi todos los equipos les temen, o almenos les respetan. Los primeros resultados son prometedores. Movistar Riders ya ha conseguido ganar a Giants dos veces en otras competiciones en lo que es claramente una declaración de intenciones. El equipo ya funciona como un reloj y es en mayor medida por los dos primeros jugadores extranjeros que llegan a nuestro país.

"Creo que vamos a estompear", dice Denza, "o al menos ese es nuestro deber. Necesitamos ganarlo todo de ahora en adelante". Y es cierto. Movistar Riders necesita sí o sí ganar cada partido si quiere clasificarse a las finales de Superliga Orange en Gamergy. Dean añade: "Queremos llegar al Top 4 pero Heretics y Giants son dos muy buenos equipos y entrenando contra ellos hemos aprendido mucho. Hace poco ganamos a Giants por 3 a 0, pero el partido fue bastante ajustado. Contra Heretics no hemos jugado tanto, pero dan la sensación de estar demasiado confiados con eso de que han ganado tres veces la liga".

Bélgica no es un país demasiado prolífico en los eSports. De hecho, ambos reconocen estar muy sorprendidos con el desarrollo español en este sentido. Sobre el estilo de juego los dos opinan que el español es muy agresivo, incluso demasiado. "Se juegan demasiadas SMG" según Denza, y Dean especifica: "tienen un estilo muy agresivo que a veces funciona y otras no. Creen que los kills son lo más importante y yo creo que no es así, sobre todo hay que jugar con el equipo".

Dean y Denza llevan más de cuatro años juntos y eso se nota dentro y fuera del juego. Ambos han compartido equipo siempre y su sinergia es una de las claves para el renovado equipo de Riders. "Dean es mi mejor amigo" confiesa Denza, "juntos somos muy fuertes y tenemos compañeros que van a estar a la altura".

De Sammy dicen que es un gran jugador, muy experimentado y reconocido en la escena española. "Es muy gracioso", añaden. Sobre PuNi solo hay buenas palabras: "PuNi es un animal, se pasea por el mapa matando a todo el mundo y eso es muy bueno para el equipo, sabemos que lleva poco y debe demostrar mucho todavía pero será uno de los mejores"

Vuelven a tener razón. De hecho, se esperaba un PuNi menos protagonista tras los cambios y no parece que vaya a ser así. Es el único jugador que ha decidido mantener Riders y no se equivocan. Tiene madera para seguir siendo el MVP del equipo en cada una de las jornadas que vengan por delante.

Pero, ¿qué pasará si no se cumplen las expectativas? ¿Y si perdiesen ya el primer partido? Dean se muestra confiado: "No creo que vayamos a perder partidos, estamos muy confiados ahora mismo. En los partidos contra Giants y Heretics tendremos que trabajar los Buscar y Destruir, es lo único en lo que podemos fallar." Por su parte, Denza sí tiene alguna duda más: "No sé qué pasará si perdemos algún partido, sería una decepción. Tampoco sé si será suficiente con ganarlos todos, o si necesitaremos algo de fortuna con los resultados del resto de equipos."

Dean y Denza llegan para stompear la liga, o esa es al menos su intención. De momento parecen estar sorprendiendo, pero habrá que comprobar si el resto son capaces de amoldarse a su estilo de juego. Lo que está claro es que este nuevo Riders es candidato a clasificarse a la gran final de la Superliga Orange... aunque su margen de error será mínimo.