Coldzera y NiKo, llamados a emular a LeBron James y Dwyane Wade

 Sergio "g0tt" García-Moreno,

En un caluroso ocho de julio del año 2010 se emitió en la televisión estadounidense un programa completamente inaudito. “La decisión” fue un formato únicamente ideado con el propósito de que el jugador de baloncesto más mediático del mundo, LeBron James, comunicase en qué equipo disputaría las próximas temporadas.

El escogido fue Miami Heat, un destino al que acudió con la intención de unirse a otras dos grandes estrellas de aquel panorama, Dwyane Wade y Chris Bosh, y lograr, tras numerosos intentos fallidos, obtener el anillo de campeón de la NBA.

Sin tanto circo mediático de por medio, uno de los mejores jugadores de Counter-Strike de la historia, el brasileño Marcelo “coldzera” David, también ha decidido recorrer un camino similar, dejando atrás al equipo de su vida, MIBR (anteriormente SK Gaming y Luminosity), buscando recuperar momentos de gloria que ya se reflejan con mayor frecuencia en piezas históricas que en crónicas recientes.

Este movimiento, al igual que ocurrió con LeBron James, tiene dos personajes que le dan significado a todo: Nikola “NiKo” Kovac y Olof “olofmeister” Kajbjer. El bosnio, dueño y señor de todo lo que ocurra dentro de FaZe Clan, llamado a marcar una época en los deportes electrónicos, tan solo ha podido saborear las mieles del triunfo de manera anecdótica. Mientras tanto, el sueco, parte fundamental de uno de los equipos más dominantes que se han visto dentro de un servidor, Fnatic, aparece como el gregario idóneo para esta hazaña.

El primer curso baloncestístico del nuevo tridente estelar de Miami Heat no fue el deseado por todos sus integrantes y estuvo cargado de luces y sombras. Con una plantilla tan rimbombante se esperaba un dominio absoluto de la liga que no fue tal, y las primeras semanas tuvieron más individualidades que actuaciones corales. La temporada regular finalizó con los del estado de Florida en la segunda posición de su conferencia y, aunque en los playoffs subieron sus prestaciones para dominar su parte del cuadro con cierta comodidad, el anillo se escapó ante Dallas Mavericks en la final.

Los envites iniciales para esta nueva etapa en FaZe Clan tampoco están siendo nada halagüeños. Su victoria más importante ha sido ante BIG, el número 27 del mundo, y en los duelos frente a los grandes nombres de la escena han demostrado estar aún muy lejos, tanto a nivel grupal como individual, dejando entrever que a NiKo y coldzera les está costando más trabajo del esperado encontrar la sinergia adecuada para brillar y liderar a su equipo.

Tras las borrascas de la primera temporada, el engranaje de Miami Heat comenzó a carburar y llegaron dos años de alegrías. En 2012 se consumó su primer anillo de campeones y en 2013 defendieron con éxito el título. La triunfante etapa de LeBron James en el sureste de Florida concluyó con una nueva final en 2014, aunque en esta ocasión, los San Antonio Spurs le alejaron del triunfo.

El tiempo acabó por demostrar que las grandes estrellas, con el sacrificio adecuado, pueden llegar a funcionar juntas. Y eso es lo que se espera de FaZe Clan en un futuro próximo, quién sabe si en BLAST Pro Series Copenhague: que los cinco integrantes dejen en el vestuario el uno para competir como un bloque sólido y solidario.

A diferencia de lo ocurrido en Miami, que con el paso de los años se ha conocido que no hubo contacto previo entre LeBron James y Dwyane Wade, algo que quizá hubiera facilitado todo el proceso de adaptación, en el conjunto europeo de Counter-Strike la historia cambia ligeramente.

La relación entre NiKo y coldzera viene ya de atrás, forjada en innumerables eventos con la sana competencia por dirimir quién era el mejor jugador del mundo y que trasciende el lenguaje verbal. Dos jugadores con la ambición de triunfar y que sólo contemplan una manera de finalizar una competición: levantando el trofeo en el escenario.

Como última referencia baloncestística, LeBron James posteriormente volvió a “sus” Cleveland Cavaliers para jugar otras cuatro finales y hacerse con un anillo. Tan solo el futuro nos dirá si coldzera emprende el mismo camino de vuelta a MIBR para ser profeta en su tierra. Eso sí, la historia dicta que, antes de todo eso, ha de lograr que FaZe Clan sea el mejor equipo del mundo y en la capital danesa tendrá su próxima parada.