No va más: La Copa tendrá la mejor final posible

 Sergio "g0tt" García-Moreno,

El momento ha llegado, ya no hay marcha atrás. La gran final de La Copa está a punto de poner en ebullición la Madrid Games Week.

El rendimiento general de los equipos ha sobrepasado las expectativas, las sorpresas han agitado a los favoritos, pero tras varias semanas de competición, han llegado a la final por el título los dos equipos que estaban predestinados para ello: el actual campeón, Movistar Riders, y el temible nuevo quinteto galo de Team Heretics.

La competición arrancó tomándolos a ambos como dos líneas paralelas representativas de su nivel, que rápidamente aumentaron la distancia que las separaba. Los comienzos de los jinetes no fueron buenos al caer derrotados ante pRoNetAgEm en su estreno, algo que a la postre, lo único que evitó fue que los dos finalistas tuvieran una toma de contacto en la fase de grupos, ya que la clasificación en ningún momento corrió peligro para ninguno de ellos.

Con la llegada de las eliminatorias decisivas, la distancia que separaba a ambas líneas empezó a reducirse de manera paulatina. Los herejes titubearon y cerca estuvieron del disgusto ante VodkaJuniors y después, también frente a EINHEIT. Tanto en cuartos de final como en semifinales el marcador fue de 2-1.

Por su parte, Movistar Riders demostró una gran capacidad de sufrimiento al deshacerse de Vodafone Giants en una orgía de prórrogas de dos mapas y a continuación, otro 2-0 frente a MAD Lions E.C, este último de manera mucho más holgada.

Con estas trayectorias las líneas han vuelto a su punto de partida. Ambos equipos parten de una tremenda igualdad en la previa de la gran final y cualquier predicción que se pueda realizar del resultado de esta tiene una condicionalidad extrema.

Nos encontramos ante dos conjuntos que se conocen a la perfección. Sus caminos se han encontrado en infinidad de ocasiones a través de diversas competiciones internacionales, son habituales rivales en entrenamientos y hace apenas un mes que ya se vieron las caras por última vez en partido oficial, con Team Heretics como vencedor. Eso sí, será la primera ocasión en que el cara a cara se produzca de manera presencial, un territorio conocido y favorable, sobre el papel, para Movistar Riders.

Con el factor sorpresa fuera de la ecuación, toca apuntar a las individualidades que han guiado el camino de ambos conjuntos hasta la final de La Copa en Madrid Games Week.

La sensación del torneo sin ningún lugar a dudas está siendo Jérémy “jeyN” Nguyen y su ratio 1,51 respeto a bajas sumadas y muertes. La exhibición que dejó en las semifinales seguro que será un toque de atención para sus rivales el próximos sábado.

En el apartado de apertura de rondas, también aparece la bandera gala representada en Bryan “Maka” Canda, el francotirador de los herejes, como el mejor colocado de entre los diez jugadores que se subirán al escenario. Le sigue a no mucha distancia Rajohn “EasTor” Gregory, que ocupa el mismo rol para los jinetes.

La responsabilidad en la producción de bajas para Moivistar Riders volverá a recaer, una vez más, en Alejandro “ALEX” Masanet, que además de manejar el apartado estratégico de su equipo, ha sido el baluarte en el que se han apoyado para lograr alcanzar la gran final.

Intentando jugar a adivinar los tres mapas que regirán el enfrentamiento por levantar el trofeo de La Copa nos topamos con dos opciones casi seguras en cuanto a prohibiciones se refiere: Train por parte de Team Heretics, Dust2 por la de Movistar Riders.

En las últimas fechas se ha visto a los jinetes confiar en Inferno como su elección de confort, algo que podría replicarse el próximo sábado aun a sabiendas de que también es una opción habitual de los franceses, siendo Nuke siempre una posibilidad que no se debe desestimar en una previsión de vetos de los jinetes.

Del lado galo, el propio Inferno, en caso de no ser escogido por los jinetes, es el mapa más recurrente al que acuden, mostrando cierta comodidad también en Mirage.

Lo cierto es que más allá de sus eliminaciones habituales, ambos comparten un repertorio de mapas similar, por lo que el duelo mental por intentar cazar con la guardia baja al rival jugará un papel muy importante en esta fase del encuentro.

Las piezas del ajedrez ya están dispuestas, cada jugador conoce su tarea y el objetivo está claro, levantar el cetro de La Copa frente a una Madrid Games Week repleta de aficionados al mejor Counter-Strike.