Ambiente de revancha en retrospectiva

 Sergio "g0tt" García-Moreno,

Corría la tarde del seis de diciembre, día en el que se cerraba la segunda jornada de Superliga Orange. Una fecha festiva de la que es posible que tanto Vodafone Giants como Team eu4ia se acuerden a la conclusión de la fase regular de liga.

Tras llevarse la victoria en su estreno, los gigantes entraban al “Dust2” que lucía el servidor para buscar el pleno, ante unos eu4ia con vitola de modestos y cuyos objetivos para la temporada parecían ser bastante dispares.

La situación parecía bastante propicia para Vodafone Giants, aunque el ambiente jolgorioso pronto se tornó en pesadilla para el quinteto luso.

Concretamente, el tiempo que tardó eu4ia en encontrar la principal debilidad defensiva de los portugueses, la zona de medio y la bomba de “B”. Aunque los gigantes comenzaron mandando con la ronda de pistolas, los intercambios de golpes a modo de rondas fueron una constante en el primer tramo del partido.

Ya en el cuarto envite, eu4ia comenzó a vislumbrar cómo destartalar la defensa rival y con un clásico amago en “escaleras”, para acabar entrando en la bomba pequeña a través de la zona central del mapa, estrenaron su casillero. A pesar de situarse en desventaja numérica en los segundos iniciales del punto, un fallo de posicionamiento de los lusos permitió la incursión en “B” y la posterior victoria.

Parte de los problemas de los gigantes para hacerse con el control del mencionado territorio radicaban en la tendencia de colocar por defecto a dos integrantes en el punto de bomba pequeño y tres en la grande. Lo habitual en este tipo de situaciones es que este movimiento evolucione a obtener el dominio de “larga” y una vez logrado, retroceder al jugador de apoyo hasta fijarlo en la base antiterrorista.

Sin embargo, Vodafone Giants apenas obtenía réditos de esta ejecución: si eu4ia ejercía presión desde el comienzo de la ronda en medio, estos siempre conseguían aislar a los defensores de “B” mientras que si por el contrario, al pasar los segundos mostraban actividad en “escaleras”, recibían el mismo resultado, una bomba de “A” con tres portugueses y la contraria, prácticamente desguarnecida.

Con esta estructura leída y asimilada, no sorprende que los jugadores de eu4ia tuvieran una prioridad absoluta por finalizar sus ataques en “B”. Concretamente, el 66,6% de las rondas que consiguieron sumar en la parte ofensiva llegaron en dicha zona.

A esta faceta de reacción a los movimientos rivales también hay que sumar el desempeño individual. En este aspecto cabe resaltar el rendimiento ofrecido por Izan “Mik” Pascual, cuya consecución de bajas iniciales para desequilibrar las rondas se convirtió en una constante ronda tras ronda.

No pareció cambiar demasiado la tendencia con el cambio de bando. Las carencias de Vodafone Giants con el control de la parte central y la bomba pequeña en el lado ofensivo también fueron visibles. En esta ocasión, la principal problemática radicaba tanto en la continua concesión de bajas en los primeros instantes de ronda que les situaban en desventaja numérica como en una grave falta de sincronía entre los dos grupos de jugadores.

La ejecución correcta de las ofensivas en “B” con flanqueo desde la parte central se basa en que la presión por parte de los atacantes procedentes de “medio” obligue a los defensores a perder sus posiciones de confort y tener que atender a las entradas al punto. De esta manera, una vez atraídos con un buen uso de granadas, es cuando han de entrar los que estaban preparados en “oscuro” y así superar en número a los rivales.

Una vez dicho esto, los gigantes recurrían constantemente a iniciar este movimiento desde “oscuro” y al tener una menor distancia que recorrer, los integrantes de eu4ia podían desarticular su entrada antes incluso de que los de “medio” se aproximaran a su posición. Una vez dada esta situación, tan solo tenían que aguantar las embestidas lusas hasta que los apoyos de la bomba contraria hicieran su aparición y así volver en su contra la táctica.

El colmo de la pesadilla llegó con la última ronda en la que Yzan “rai” Corbacho, a sólo dos puntos de vida fue capaz de resolver una situación de uno contra tres con un Ricardo “fox” Pacheco incapaz de acertar a su enemigo, oculto en el humo, para defender acertadamente una C4 colocada.

Con este resultado de 16-13, eu4ia obtuvo una victoria inesperada en sus cábalas de principio de temporada que les permite mantenerse alejados de los puestos de descenso mientras que por su parte, Vodafone Giants se ve cerca de perder comba con los equipos de cabeza.

Tanto la forma como el fondo de lo acaecido en este partido hace creer que los portugueses entrarán al servidor con un extra de motivación. El ambiente de revancha ya se respira.