Movistar Riders elimina al vigente campeón en una serie para el recuerdo

 Sergio Henríquez,

Giro de 180 grados. Movistar Riders eliminó contra todo pronóstico a MAD Lions E.C. –vigente campeón de la competición- en una de las series más emocionantes de la Superliga Orange. Los jinetes tuvieron que llegar hasta la quinta partida para batir definitivamente a los leones y lograr el pase a las semifinales.

Tras un comienzo descomunal, el conjunto de Álvaro “Xaio” Hernández conseguía adelantarse en la eliminatoria con dos triunfos de ventaja, sin embargo MAD Lions empataba la eliminatoria y forzaba así el quinto y definitivo encuentro. Un mapa que pasaría a la historia como uno de los más emocionantes.

Inicio excepcional

La hazaña era difícil. El Movistar Riders más humilde de los últimos años se medía al proyecto más ambicioso de los leones, favoritos una temporada más. Pero dicha circunstancia no amedrentó en ningún momento a unos jinetes que saltaron a la grieta con las ideas claras.

Ambos clubes, conscientes de lo mucho que había en juego, no quisieron arriesgar en el primer mapa de la tarde. Muy poca acción, pero mucha estrategia. Y en ese ámbito, Movistar Riders golpearía primero. Los objetivos neutrales –dragones, heraldo, torretas- cayeron del lado de los jinetes que, por medio de Javier “Javaaa” Martínez, mantuvieron a raya a los leones. Los de Alvar “Araneae” Martín aguantaron durante media hora y pelearon por remontar el encuentro, pero una gran definitiva de Ismael “Miniduke “Martínez con Cassiopeia permitía a su equipo hacerse nuevamente con el barón Nashor y poner el primer punto a su favor.

Si el primer mapa fue tosco y desanimado, el segundo fue todo lo contrario. Desde el comienzo, los dos equipos buscaron acción para obtener ventaja a toda costa. Prodromos "Pretty" Kevezitidis, muy fino en las peleas de equipo con Aatrox, fue una amenaza constante. Sin embargo, Movistar Riders lograba cazar a Andrei “Orome” Popa fuera de posición y se alzaba con el Nashor. Los leones amagaron con la remontada tras una gran pelea de equipo en la que Aleš "Freeze" Kněžínek conseguiría un asesinato triple. Entonces apareció Rasmus "styllEE" Kristensen para robar de manera prodigiosa el segundo barón de la partida y cortar la racha del conjunto madrileño. Mención especial para Mauno "Beansu" Tälli que con su campeón favorito –Urgot- lideró a su equipo hacia el dos a cero.

Reverse sweep frustrado

El equipo de MAD Lions se encontraba contra las cuerdas, a tan solo una derrota de caer eliminados en cuartos de final. Aun así, los leones no venderían tan barata su piel.

El conjunto madrileño llevó la batuta del tercer encuentro en todo momento. Los jinetes sufrieron mucho en esta ocasión, ya que la combinación entre Yasuo y Gragas –que tan buenos resultados había dado en la partida anterior- no funcionó en esta ocasión. Una mala iniciación de Rasmus "styllEE" Kristensen permitía a los leones rematar a placer a sus rivales. El mid laner griego propinó un daño insano mientras que Andrei “Orome” Popa acabó el partido con ocho kills en su haber. Victoria rápida para MAD Lions que, sin embargo tenía todavía mucho que remar.

Los nervios florecieron en la cuarta partida. El conjunto madrileño mandó de nuevo el encuentro desde el comienzo gracias al control de objetivos. Con una composición enfocada al late game, los leones solo tenían que dejar pasar los minutos y esperar a que llegase el momento oportuno. Prodromos "Pretty" Kevezitidis volvió a ser el héroe de MAD Lions al frenar en seco un flanqueo de Mauno "Beansu" Tälli que podría haber cambiado la partida entera. Gracias al bufo del Nashor, los de Alvar “Araneae” Martínez pondrían las tablas en la eliminatoria.

El reverse sweep estaba cada vez más cerca. MAD Lions había encontrado su sitio en la grieta y los jinetes apenas habían propuesto soluciones. Sin embargo, Movistar Riders aún tenía un par de ases bajo la manga. En concreto, el Azir de Ismael “Miniduke” Martínez y el Thresh de Ruben “Rhuckz” Barbosa.

Por medio de estos dos jugadores, Riders aumentó su ventaja poco a poco en el encuentro definitivo. Cada jugada era una pequeña victoria para los jinetes. El sueño estuvo a punto de desvanecerse cuando Andrei “Orome” Popa robaba el barón con un cañón de Gangplank. Aún así, Movistar Riders aguantó las embestidas de los leones y tras 45 minutos de pura emoción y de un enfretamiento muy igualado, “Miniduke” –MVP de la tarde- sentenció la serie con un asesinato triple.

Vodafone Giants espera en las semifinales

Sin tiempo para las celebraciones. Tras la gran proeza de este miércoles, el conjunto de Movistar Riders ya conoce rival para la siguiente ronda. Los jinetes se medirán a Vodafone Giants–campeón de la liga regular- el próximo miércoles 22 por una plaza en la final de Tenerife.

Por su parte, MAD Lions dice adiós a la competición antes de tiempo. El conjunto madrileño, cae derrotado por primera vez en una fase final contra Movistar Riders y no disputará la próxima European Masters. Su entrenador, Alvar “Araneae” Martín, se lamentaba al final de la serie. Esto para mí es un proceso de aprendizaje, nunca había lidiado con un 10 man roster y parte de la season la he tenido que lidiar yo solo. Ha sido complicado. Aún así no estoy del todo desmotivado", aseguraba el coach español.