Magos, dragones y acción

 Eloi de Miguel,

Cruza el puente que se eleva sobre el foso que divide el campo de batalla, levanta la cabeza mostrando su extravagante ceja arqueada y dispara utilizando ambas manos. El Mago Eléctrico emite dos rayos que impactan sin reservas contra su objetivo, quien sufre un cortocircuito y se reinicia. El electrizante hechicero sonríe. Lo ha vuelto a conseguir. Por tercera vez, su blanco, la Superliga Orange de Clash Royale, partirá desde cero.

Esta bien podría ser una explicación mitológica de por qué este domingo volverán a caer torres, apuntarán arqueros y arqueras, rodarán troncos, e inmensos Gólems implorarán piedad a impávidos Pekkas. Sin embargo, la explicación es mucho más mundana. La Superliga Orange es una competición que genera emociones. El alirón que sucede a una increíble remontada o el gesto descompuesto invocado por una dolorosa derrota. Una mezcla de ingredientes que seguirán haciendo vibrar a los competidores y al público una temporada más.

En esta ocasión, serán incluso más los jugadores que conocerán de primera mano las mieles o los lodos de la arena. En lugar de 10 equipos, como en las anteriores ediciones, habrá 12. Dos plazas nuevas que ocuparán Team QLASH y x6tence. Pero no solo se renueva la nómina de equipos, sino también el formato de los encuentros. El último set, que se jugará en la modalidad del “Rey de la Arena”, promete acentuar, incluso más, los alirones y los gestos descompuestos. Los gritos y los consuelos. La incesante emoción que despierta la liga.

 

Domingo de debuts

La primera tarde del campeonato será una tarde de presentaciones, de caras nuevas. Esta tercera edición tiene algo de relevo generacional. Del “viernes negro” al “domingo de debuts”, porque un total de cinco conjuntos presentarán sus credenciales ante el gran público. A los citados Team QLASH y x6tence se les sumarán GA Esports, Cream eSports y el ascendido MAD Lions E.C.. Como es lógico, la llegada de esta ristra de formaciones viene acompañada de una oleada de jugadores sin experiencia previa en la competición, que pondrán el contrapeso a la presencia de nombres icónicos como Peke, Destructor o zTeemper.

Pero no solo los equipos debutantes arrojan frescura a la contienda, sino que prácticamente todas las organizaciones presentan reformas -más o menos profundas- en sus elencos. Así las cosas, con tantos cambios, resulta complicado divisar cualquier camino que pueda tomar la clasificación en las próximas fechas. Es un tópico bastante recurrente en los prolegómenos de cualquier competición, pero en esta ocasión sí que parece coherente afirmar que nada está escrito. Con tanta tinta por derramar, tantas actuaciones por escribir, es inevitable empezar un libro nuevo.

Y el primer párrafo de este nuevo libro lo convertirán en realidad Team Heretics y Arctic Gaming. A las 17:00 (GMT +1) ambos empezarán su sendero para discutir un trono que Vodafone Giants  logró con contundencia el curso pasado. El choque pondrá frente a frente los intereses de Quintana y Agudo, quienes vivirán su primera experiencia como técnicos. El primero, que ha tomado las riendas de los herejes, se postula como la apuesta del club para sonsacar, de una vez por todas, todo el potencial de la sección de Clash Royale. Al servicio de la causa que liderará como entrenador pondrá todo su bagaje como jugador profesional, una fórmula bastante recurrente que ha dado grandes resultados.

Será en el segundo encuentro cuando aparecerá en escena el primero de los debutantes: GA Esports. Con jugadores ampliamente conocidos en el panorama nacional, como Toni o Antonio, y figuras con reputación continental, como el portugués Derp Light, intentarán cuestionar la inercia positiva con la que se estrenará PENGUINS. Sus prestaciones a nivel de juego están por descubrirse, pero sin duda el impacto que tendrá en la moral haber mantenido la categoría tras una nefasta temporada jugará a su favor. Tras tocar fondo, no parecen dispuestos a frenar su despegue.

Despegarán también, pero en este caso en la competición, Team QLASH, el primer equipo extranjero que pisará el suelo de la competición española. Los italianos, conocidos por su proactividad dentro de la comunidad del juego, no tendrán una labora fácil en su primer asalto. Movistar Riders les espera en el extremo opuesto del campo de batalla. Los jinetes fueron claramente de más a menos en el ejercicio anterior y parten con la misión de reverdecer los laureles que se les dibujaron en la cabeza en el primer tramo de la competición.

Quienes también anhelan coronarse con laureles cuando termine la temporada son x6tence y Cream, que cerrarán la jornada inaugural. Una confrontación frontal entre intereses idénticos, porque ambos, en su condición de recién llegados, tratarán de dar el primer paso en el sentido correcto. La diferencia entre ganar y perder se agudiza en una coyuntura como esta. La victoria trae consigo una dosis de optimismo y borra de un plumazo los nervios que desasosiegan a los inexperimentados. La derrota, en cambio, llega como un contratiempo demasiado tempranero, difícil de no magnificar pese a que todavía restarán muchas jornadas para enmendarla.

 

Inicios de alto voltaje

Antes de este último encuentro, que servirá como cierre para el acto inaugural, la arena será testigo de dos cruces capaces de hacer temblar al rey y la ingente torre desde donde preside la palestra. El vigente campeón, Vodafone Giants, se medirá con ASUS ROG Army, un aspirante que bien podría llevar el apellido de perenne.  La ‘armada’ siempre está ahí e intentará, una vez más, alzarse con el título. Para ganar la guerra y derrocar a Giants, el primer paso es ganar la batalla. Esto no es lucha libre y no les arrebatarán el cinturón si salen victoriosos, pero la inyección anímica puede ser un elemento clave para una liga tan larga como esta.

El arduo sendero que recorren los aspirantes es algo también muy conocido en las filas de Team Queso. En la primera intentona hacia el título, casi un año atrás, cayeron en la final ante un sorprendente Huntters. En la segunda, se colaron en las finales tras una segunda vuelta memorable, pero acabar siendo apeados por unos gigantes intratables. Esta será la tercera tentativa, en la que apelarán al refranero español y a una plantilla con muchas variaciones respecto a la que rozó el campeonato en dos ocasiones. En La Copa intentaron empezar a acostumbrarse al rol de campeón, pero la aspiración se desvaneció. El triunfo cayó en manos de su rival en esta jornada, MAD Lions. Los leones presentaron de esta forma su firme candidatura para el campeonato de la regularidad. Este domingo, las cartas dejarán de estar sobre la mesa y pasarán a estar sobre la arena de las seis torres. Porque ahí se decide todo. Ahí se decide la Superliga Orange de Clash Royale.